El diálogo como herramienta

Gobierno reafirma la institucionalidad democrática del país y el diálogo como herramienta de trabajo

Tras reunirse con las gremiales rurales, el presidente Tabaré Vázquez confirmó el diálogo como “la herramienta de trabajo del Gobierno” y reafirmó la institucionalidad democrática del país. Rechazó, además, que se diga que las últimas tres administraciones no hicieron nada por el sector agropecuario. “Hicimos muchas cosas, quizás no todas las necesarias, pero dimos respuestas en situaciones de emergencia y de fondo”, aseguró.

Vázquez recibió este lunes 15 a gremiales del sector agropecuario en la oficina presidencial de Suárez, acompañado de los ministros Enzo Benech, de Ganadería, Agricultura y Pesca, Danilo Astori, de Economía y Finanzas, y Rodolfo Nin Novoa, de Relaciones Exteriores, así como del director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García. Al finalizar el encuentro, el mandatario realizó declaraciones a los representantes de los medios de comunicación.

La única gremial rural que no asistió fue la Federación Rural, que envió una carta para excusarse por no poder hacerse eco de la invitación.

En un encuentro de poco más de una hora y media, Vázquez y sus acompañantes intercambiaron opiniones, escucharon planteos de los visitantes y analizaron entre todos con relativa profundidad los temas que preocupan al sector agropecuario.

“Consideramos que el camino para superar esta instancia es el diálogo y no solo en esto, sino que es algo que caracteriza a los últimos tres gobiernos”, comenzó señalando el mandatario en una rueda de prensa al finalizar la reunión.

“El diálogo es la herramienta de trabajo para encontrarle solución a los problemas que puede tener el país. Lo expresamos y lo llevamos a la práctica”, enfatizó el presidente.

Puso como ejemplo de esas instancias de diálogo los 25 Consejos de Ministros abiertos que se realizaron en el interior de Uruguay en esta administración, en cuyo marco, los días previos (domingos), los ministros se reunieron con organizaciones sociales, incluidas las gremiales rurales, para dialogar, escuchar y, en muchos casos, dar respuesta.

El mandatario explicó que se citó a las asociaciones gremiales agropecuarias porque el Gobierno defiende “con total claridad y firmeza la institucionalidad democrática del país”.

Aseguró que, para que un país sea considerado “serio” y que trabaja con responsabilidad, tiene que tener una fuerte institucionalidad democrática, y Uruguay se caracteriza por ello a nivel internacional.

En ese aspecto, incluyó a las organizaciones rurales, desde las más históricas como la Asociación Rural del Uruguay (ARU) hasta las más nuevas. Aclaró que toda negociación o trabajo se hará en conjunto: Gobierno con instituciones gremiales que representan a trabajadores y productores rurales.

“Nosotros respetamos la institucionalidad”, insistió Vázquez. “El Gobierno necesita que las instituciones gremiales sean fuertes, que tengamos un interlocutor válido, porque lo otro es el caos, el desorden”, advirtió. “El camino del diálogo y de la institucionalidad es fundamental para que el país vaya adelante, y vamos a dialogar con las gremiales rurales”, apuntó.

Vázquez dijo que, felizmente, en este país todos los ciudadanos se pueden expresar con total libertad y solo aclaró que se exige que se haga con respeto a las personas, a la Constitución y a la ley, teniendo en cuenta que existe una normativa clara que establece mecanismos de relacionamiento.

“Dentro de la Constitución y la ley, todo, fuera de ellas, nada”, afirmó.

Otro aspecto en el que puso énfasis fue en la forma de encarar ese diálogo. Dijo que el sector agropecuario es muy heterogéneo, por lo que, para encarar su problemática, se tratará la situación por sector. “No es la misma problemática la del sector lechero, arrocero, ganadero, agrícola, vitivinícola o avícola”, reafirmó.

“La situación problemática la vamos a desglosar y a analizar sector por sector para dar respuesta, en la medida de lo posible, a cada uno”, agregó.

Asimismo, aclaró que el Gobierno “no está dispuesto a aceptar que se diga que estas tres administraciones no hicieron nada por el sector agropecuario, hicimos muchas cosas, quizás no todas las necesarias, quizás no el 100 % de lo planteado, pero dimos muchas respuestas en situaciones de emergencia y de fondo, con proyectos de ley, decretos y resoluciones”, aseguró.

Medidas implementadas
El nuevo ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, repasó algunas de las medidas que en estos últimos años implementaron los gobiernos del Frente Amplio (desde 2005) para beneficiar al sector agropecuario y atender sus dificultades y recordó que se trata de un área productiva que trabaja para un mercado de exportación, es decir, le vende al mundo.

“Hicimos muchos esfuerzos por conquistar nuevos mercados y venderle más al que paga más, pero el precio lo pone el que compra”, insistió.

Benech sostuvo que es entendible que los productores vivan una situación de angustia, pero no que consideren que no se generaron políticas diferenciadas, que son una característica de este Gobierno, en las cuales los productores más pequeños son los más beneficiados, teniendo en cuenta que la actividad en el sector es de escala.

Sobre el precio de los combustibles, recordó que el 26 de junio el gasoil bajó un 8 % y que el último incremento fue diferenciado, ya que ese combustible subió mucho menos que las naftas, claro ejemplo de política diferenciada.

Añadió que se impuso una tarifa de energía eléctrica bonificada en los tambos, y en arroceros, en aquella vinculada a energía que se utiliza para el riego. Además se prorrogaron los vencimientos de los apoyos a los Fondos de Emergencia Agropecuaria, se generaron el Fondo Lechero y el Fondo Arrocero, procurando generar un ingreso nuevo de capital circulante para hacer frente a situaciones críticas.

Se dio apoyo en la emergencia por sequía, con la entrega de 235 millones de pesos para raciones y se hizo lo propio en la emergencia por inundaciones, se trabajó fuerte con seguros agrícolas y se logró, en la producción intensiva, llegar con subsidios al 80 % de la fruticultura y al 50 % de la horticultura.

“Hubo eventos climáticos fuertes y, por suerte, tenemos esa política, si no, sería mucho más caro y complicado”, dijo Benech.

Asimismo, los sectores agropecuarios tuvieron fondos concursables para productores familiares vinculados con el manejo de efluentes por muchos millones de dólares a lo largo de estos años. También se trabajó en electrificación rural. “Vi productores rurales de 80 años llorando de agradecimiento”, enfatizó.

El presidente Vázquez recordó que, en caminería rural, el gobierno nacional invirtió e invertirá 180 millones de dólares para colaborar con las intendencias departamentales en el tema. En infraestructura, utilizaremos los fondos energéticos disponibles de 180 millones de dólares para mejorar el sector ferroviario, lo que también beneficiará el área agropecuaria.

Fuente: Presidencia de la República