Reforma Sanitaria uruguaya: proceso y logros

El ministro Jorge Basso participó en Nueva York de la presentación del “Informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la Epidemia Mundial de Tabaquismo”, donde expuso sobre la consolidación de la reforma sanitaria en Uruguay. Recordó que en el marco de la campaña antitabaco liderada por el presidente Tabaré Vázquez, Montevideo será sede en octubre de un foro sobre enfermedades no transmisibles.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó el 19 de julio su Informe Anual sobre la Epidemia Mundial de Tabaquismo, actividad realizada en Nueva York (Estados Unidos) de la que participó el ministro de Salud Pública, Jorge Basso. Este evento se enmarca en el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible (HLPF)–Sesión del Consejo Económico y Social (Ecosoc) 2017, 15.ª Reunión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), al que asistió la delegación uruguaya, compuesta por el ministro Basso y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García.

En la oportunidad, el ministro de Salud Pública repasó los logros consolidados en los últimos 10 años, a consecuencia de la implementación de una reforma sanitaria en el país, que fue acompañada de todo un proceso de reformas estructurales a las que apostó el país desde el año 2005. “Todas acciones tendientes a la justicia social y al desarrollo sostenible, buscando consolidar una matriz de protección social en la que se articulan políticas universales, focalizadas y de acción afirmativa”, relató.

Basso aseguró que la creación del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) impactó en forma positiva en la sociedad, dado que se venía de un proceso de fuertes inequidades. “Esta reforma significó la progresiva disminución de esas inequidades, logrando alcanzar la cobertura universal y el ejercicio efectivo de los derechos en salud, estableciendo un mecanismo de financiamiento transparente a través de la seguridad social”, dijo.

Recordó que el ingreso de los distintos colectivos de trabajadores activos públicos y privados, hijos de  trabajadores, cónyuges y pasivos se desarrolló en una línea de tiempo que culminó en 2016, completando el plan elaborado. Asimismo repasó la forma en que se aportan las cápitas a los prestadores, asó como el componente adicional variable de acuerdo al desempeño institucional.

El jerarca hizo hincapié en el acceso a medicamentos de alto precio, los que se otorgan según los criterios de evidencia científica y teniendo en cuenta la sostenibilidad económico-financiera del sistema. Recordó que se comenzó a instrumentar en forma reciente la compra conjunta de estos fármacos a través del Mercosur.

En este contexto, el jerarca aseguró que Uruguay pasó del 8,2 % al  8,6 % de su producto bruto interno (PBI) destinado a salud, a lo cual se agrega que el PBI  creció un 42 % en ese mismo período y Uruguay mejoró en materia de distribución del ingreso.  Esto se expresó a través de la evolución del Índice de Gini que pasó del 0.455 en el 2006 al actual 0.383. Recordó que Uruguay logró un fuerte descenso en los niveles de  pobreza e indigencia, al tiempo que el país registró un incremento del gasto publico social del 10.1 % entre 2005 y 2013, reorientando las políticas de primera infancia y adolescencia a efectos de atender este problema.

Enfermedades no transmisibles
Basso repasó los cuatro Objetivos Sanitarios Nacionales con miras al año 2020 y los comparó con las metas relacionadas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), donde encontró amplia concordancia, sobre todo en lo que es muertes evitables del recién nacido y de niños menores de cinco años, mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles y cobertura sanitaria universal.

“Uruguay ya realizó su transición demográfica y epidemiológica y aumentó su esperanza de vida, pero tiene un fuerte componente de su carga de morbimortalidad vinculada al peso de las enfermedades no transmisibles”, dijo. Informó que, en el marco de la exitosa campaña antitabaco que lidera el presidente Tabaré Vázquez, Montevideo será sede del 18 al 20 de octubre de un foro internacional sobre enfermedades no transmisibles. Participaran de este evento líderes políticos, ministros de Salud, técnicos y organizaciones sociales de todo el mundo para  avanzar en el combate a estas enfermedades y muertes evitables.

“El consumo de tabaco, alcohol y otras drogas, alimentación malsana y sedentarismo propias del mundo que nos toca vivir, son los temas por los que debemos tomar decisiones para lograr cambiar. Son decisiones políticas y técnicas, pero sin lugar a dudas de la calidad de las mismas, depende que los esfuerzos que se vienen desarrollando logren seguir mejorando la salud de nuestros pueblos”, sostuvo Basso.

Durante la presentación del informe se emitió un video del presidente Vázquez convocando a participar del foro internacional que se celebrará en Montevideo.

 

Fuente: Presidencia de la República