García consideró “urgente” reducir la alta evasión al Irae

El director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García dijo a LA REPÚBLICA que un estudio presentado a fines del año pasado determinó que existe “una importante evasión potencial del impuesto a la renta de actividades empresariales”.

Consideró que por lo tanto, de cara a la próxima Rendición de Cuentas, se debe reducir esa tasa de evasión con acciones concretas ya que es una pieza fundamental en la estructura tributaria del país.

García explicó que para tener un panorama claro en el debate sobre el presupuesto hay que recorrer todo un camino este año para tener una clara estimación de la evolución de la economía.

En cuanto a las tareas de planificación estratégica de la OPP, aseguró que se sigue avanzando fuerte “en varios estudios de la estructura productiva y los complejos productivos que el Uruguay debe continuar desarrollando para seguir avanzando”.

-¿Cómo está encarando el gobierno la próxima Rendición de Cuentas?

-El año está recién arrancando y el gobierno tuvo su primera y primaria discusión acerca de este tema en el primer Consejo de Ministros del año. Una de las novedades es que no sólo el gobierno está iniciando ese proceso, sino que también la fuerza política, el Frente Amplio, con la presidencia de Javier Miranda, está recorriendo un ordenado camino a favor de tener una Rendición de Cuentas adecuada a las posibilidades y necesidades del país, en el marco de avance en el cumplimiento del programa de gobierno del FA. Tenemos muchas y buenas expectativas en el éxito de este proceso que se inicia.

Se habla de la necesidad de incrementar gastos o de contener el déficit fiscal y eventualmente la aplicación de impuestos, ¿qué hay de esto?

-Es muy prematuro aún realizar cualquier tipo de afirmación en este sentido. Hay que recorrer el proceso que se realiza en toda Rendición de Cuentas, y en la medida que avance el año se tendrán más insumos para tomar decisiones.

Por ejemplo, el primer insumo básico es disponer de la mejor estimación de la evolución de la economía y sus variables claves. Estamos en un contexto de mejora de diferentes indicadores que podrían indicar el fin de la desaceleración, pero con elementos de alta incertidumbre aún, sobre todo en el frente externo.

De cualquier manera creo que hay algunos caminos a recorrer que van en el sentido correcto en cualquier contexto. Por ejemplo, sobre fines del año pasado en el evento anual de las Jornadas Tributarias, organizadas por la Dirección General Impositiva y el Centro de Estudios Fiscales se presentó un estudio que arroja una cifra sorprendente acerca de la existencia de una importante evasión potencial del Impuesto a la Renta de Actividades Empresariales (Irae). Este impuesto es muy relevante en materia de recaudación, formó parte de la reforma tributaria de 2007 y es una pieza fundamental en la estructura tributaria del Uruguay.

De hecho, en nuestra concepción de desarrollo la tributación directa es más justa que la tributación indirecta. Creo que en este tema tenemos una tarea inmediata. De verificar que esto es así, debemos reducir la tasa de evasión del impuesto a la renta de actividades empresariales con acciones concretas, así como venimos reduciendo fuerte y sistemáticamente las tasas de evasión del impuesto al valor agregado desde hace unos cuantos años. Esto implicaría un incremento de recaudación, obviamente sin tocar un solo impuesto y atendería además a una elemental razón de justicia.

¿Cómo vienen avanzando los trabajos de la Dirección de Planificación creada en OPP en este período de gobierno?

-Vienen avanzando muy bien, de acuerdo a lo previsto y planificado. Tenemos estudios importantes en materia de población y sociedad. Algunos avances fueron presentados durante el año pasado en diversas instancias. Seguimos avanzando fuerte en varios estudios de la estructura productiva y los complejos productivos que el Uruguay debe continuar desarrollando para seguir avanzando en transformación productiva, conjuntamente con otros ministerios y dependencias del Estado y actores privados, de Uruguay y del exterior.

De hecho, tendremos estudios en el correr del año, de los diez complejos productivos estratégicos que hemos identificado para el Uruguay que se viene. A saber, el núcleo innovador de las tecnologías de la información y las comunicaciones y la bioeconomía, pero además la producción de alimentos, el complejo forestal-madera- celulosa, farmaceútica-salud, energías renovables, hidrocarburos y minería, industrias creativas, turismo y servicios globales

Concentración de la riqueza mucho mayor que la del ingreso

La mayor parte del poder económico se concentra solo en 2500 personas

Álvaro García recalcó a LA REPÚBLICA que con una mirada de largo plazo, en la OPP estamos prestando especial atención a un reciente estudio, muy valioso, de un joven economista, Mauricio De Rosa, que hace una primera estimación de la distribución de la riqueza en el Uruguay.

Los resultados primarios de ese estudio indican una concentración de riqueza histórica muy grande en el Uruguay, mucho mayor que la concentración del ingreso.

“Recordemos que la riqueza es una variable de stock, el ingreso es una variable de flujo. Esa concentración de la riqueza, consecuencia de la historia de nuestro país en materia económica, implica también la concentración de la mayor parte del poder económico en solamente unas 2500 personas en el Uruguay”, agregó.

“En una primera mirada, la conclusión es clara: el Uruguay que concebimos, el Uruguay del futuro, el Uruguay con un desarrollo sostenible, requiere de una democratización en este sentido. De alguna manera la globalización, las nuevas tecnologías y los cambios en el mundo de la Economía pueden y deben ayudar a esa democratización. Incorporando a través de las oportunidades a gente que tiene voluntad y capacidad de emprender”.

“Estos son procesos profundos y no se cambian con soluciones mágicas. Esta es una visión primaria que seguiremos estudiando y desarrollando, pero que no tenemos la más mínima duda que debemos seguirla abordando con políticas públicas a todo nivel”, explicó el director de la OPP.

-La OPP está coordinando el trabajo del Uruguay para la concreción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible hacia el año 2030 de la ONU, ¿qué implica esto en este año 2017?

-Entre otras muchas cosas implica la presentación voluntaria de nuestro Estado como país en materia de desarrollo a mitad de año en la ONU. Será un evento muy importante, porque nos obliga a medirnos en todos los rubros (económicos, sociales, ambientales, culturales, políticos) y a compararnos en el concierto internacional.

En estos años que vienen, hablaremos todo el tiempo de los ODS, dado que estos –definidos por las Naciones Unidas- están en gran consonancia con nuestro proyecto político de país. Abarcan una visión integral de desarrollo humano. Van en el sentido de una sociedad más próspera, más libre, más sana, más sustentable en definitiva.

Eso es lo que nos mueve, nuestra motivación original, llegar a la mayor potencialidad del Uruguay como país, ejemplo en tantos aspectos y con tantas cosas a mejorar y superarnos. Es nuestro compromiso desde siempre. Fortalecer lo que haya que fortalecer y revisar lo que haya que revisar para seguir construyendo, sin pausas, un país productivo, con justicia social, con una mejor distribución de la riqueza y con sostenibilidad para las generaciones futuras.

LA FRASE

“En una primera mirada, la conclusión es clara: el Uruguay que concebimos, el Uruguay del futuro, el Uruguay con un desarrollo sostenible, requiere de una democratización en este sentido”.

 

Fuente La República

13 de febrero 2017