Apostando al desarrollo nacional

Agencia de Investigación apoyó 51 proyectos de innovaciones por casi 2,5 millones de dólares en 2016

De 99 proyectos privados de desarrollo, implementación y potencialización innovadora recibidos el año pasado, la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) aprobó 51, a los que destinó más de 2,4 millones de dólares para complementar las contrapartes empresariales de casi 1,8 millones. Este organismo estatal apoyó 149 propuestas de este tipo desde 2014, con fondos que superaron los 7,3 millones de dólares.

La ANII desarrolla instrumentos de apoyo a proyectos de innovación de alcance nacional o regional y con proyecciones de inserción en el mercado desde 2014, aunque este respaldo se remonta en realidad a 2008, con otros nombres y modalidades, explicó su subgerente de operaciones, Ximena Camaño.

Actualmente, las líneas de instrumentos para la innovación consisten en tres modalidades que se denominan Herramientas para la Innovación, Implementación de la Innovación y Potenciar la Innovación. Funcionan en modo de “ventanilla abierta”, por lo que los interesados se pueden postular durante todo el año.

Para los dos primeros instrumentos, el apoyo a las empresas consiste en aportes financieros no reembolsables de una parte del presupuesto reconocible del proyecto.

Los beneficiarios son empresas de cualquier tamaño y sector productivo, siempre y cuando se ubiquen dentro del territorio nacional, exceptuando zonas francas.

Si bien las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) tienen un protagonismo en el desarrollo de innovaciones, no necesariamente son las únicas que acceden a este tipo de apoyo, aclaró Camaño. En esa línea, se pueden financian proyectos de organización, en comercialización, en procesos y en productos o servicios.

Camaño dijo que el requisito es que la innovación que se quiera desarrollar implique alcance nacional, que sea original, es decir que en el país nadie la esté desarrollando y que se enmarque en un modelo de negocios rentable para su inserción en el mercado. Cuando se trata del sector de las TIC, se evalúa además su alcance regional.

Primeros pasos
Herramientas para la Innovación tiene el objetivo de apoyar a las empresas para incrementar y fortalecer sus capacidades internas de innovación, con la finalidad de diseñar e implementar sus proyectos. En 2016 se postularon 27 proyectos de este tipo, de los cuales se aprobaron 23.

Para esa modalidad, ANII aportó el año pasado 356.855 dólares, con contrapartes de las empresas de 172.673, y totalizando los tres últimos años apoyó 48 proyectos con una inversión de 803.597 dólares.

Las líneas definidas incluyen planes de gestión de la innovación a través de la incorporación de metodologías, capacitación y asistencia técnica. También abarca propuestas para la contratación de expertos nacionales o extranjeros, así como financia la capacitación en otro país de una persona de la empresa que al volver generará capacidades nuevas, generando una circulación del conocimiento.

Otro apoyo consiste en financiar proyectos de validación de ideas tecnológicas a través de pruebas piloto, realización de ensayos y prototipos de productos, entre otros.

A modo de ejemplo, una de las tantas iniciativas que se aprobó en 2014 fue un proyecto de vacunas virales que desarrolló cinco diferentes antígenos. Para ello, la empresa solicitó la incorporación de un consultor técnico internacional con una probada experiencia en la materia.

La ANII destinó 900.000 pesos para este proyecto, que requirió casi cinco millones de pesos de inversión.

Ensayos, pruebas y consolidación
El segundo instrumento, denominado Implementación de la Innovación, tiene como fin apoyar a las empresas para que aumenten su productividad y competitividad, para lo cual deben incorporación maquinarias o procesos para mejorar esa implementación.

En 2016 se postularon 66 proyectos de este tipo, de los cuales se aprobaron 23 que recibieron un total de apoyo económico de casi 1,6 millones de dólares y tuvieron que invertir como contrapartida poco más 1,1 millones.

En este caso, la ANII apoyó 90 proyectos de un total de 192 postulaciones desde 2014 a 2016 por un total de casi cinco millones de dólares, mientras que las empresas debieron invertir 3,8 millones.

Un ejemplo de ello fue el respaldo a un plan de implementación de un equipo autónomo de laboreo y plantación forestal, aprobado en 2015. El subsidio de de la ANII fue de casi tres millones de pesos, que financió 55 % de la inversión total.

Inserción en el mercado e internacionalización
Con el instrumento Potenciar la Innovación se busca que estas iniciativas se lleven al mercado, ya sea en el perfeccionamiento de la calidad del producto, en ajustes técnicos y estandarización, en su validación, pruebas con grupos de clientes, apoyo en el modelo de negocios y protección de la innovación a través de patentes, entre otros apoyos.

Tiene un tope de apoyo de 50 % de la inversión reconocible del proyecto, con un máximo de 12,8 millones de pesos por proyecto.

Igualmente, existen diferentes límites de apoyo, según el tamaño de la empresa y el monto de la propuesta. Este tipo de aportes es, en la mayoría de los casos, crédito financiero, reembolsable pero flexible, a resultado positivo del proyecto y con tasas bajas de repago.

Para este instrumento, en 2016 se postularon seis proyectos de los que se aprobaron cinco que recibieron 489.937 dólares y realizaron una inversión como contrapartida de un monto igual.

En ese sentido, se recibieron 24 postulaciones en los tres años de desarrollo, de las que se aprobaron 11, las cuales recibieron en total 1,7 millones de dólares e implicó una inversión empresaria de 1,4 millones.

Un ejemplo fue la creación de una plataforma de colaboración en tiempo real y gestión de contenidos para empresas.

La meta aquí es posicionarse como uno de los líderes en el segmento de herramientas de colaboración frente a una audiencia global. El proyecto implica una inversión necesaria de 20,3 millones de pesos y la ANII apoyó en dos modalidades, 20% con crédito y otro 20 % con subsidio.

Camaño aclaró que la existencia de estos tres instrumentos no implica que las empresas tengan que realizarlos todos, sino que depende en qué etapa del desarrollo de innovación se encuentre y están abiertos todo el año.

Además informó que existe otro instrumento que aporta a la evolución de los emprendimientos hacia su internacionalización. Se trata de una línea de apoyo de la ANII en asociación con el Banco de la República, para apoyar en los costos de instalación de oficinas fuera del país, viajes, misiones en el exterior y otras acciones necesarias para promover la exportación del producto o servicio innovador.

Fuente: Presidencia de la República