“Debemos conocer la verdad en nuestra tierra”

El martes 24 de mayo en el cuartel de  Durazno se instaló una placa en memoria de Óscar Fernández Mendieta

Palabras del Subsecretario Jorge Menéndez

“Vecinos de la ciudad de Durazno, un saludo en primer lugar, para la familia  cercana y presente de Óscar Fernández Mendieta, y un saludo también para la familia que por distintas circunstancias, hoy no pudo estar acá.

Este es un acto que nos convoca en la tarde de hoy en la ciudad de Durazno, lleno de emoción, lleno de nostalgia,  pero también porque no, de alegría, por el derecho hecho realidad. Por las circunstancias puestas a nivel de la gente, del pueblo, la verdad en la mano de todos.

En primer lugar, el reconocimiento simbólico que se realiza a través de la ley, no admite situaciones de amnesias permanentes. Implica el recuerdo, pero también implica la verdad, y por eso estamos hoy aquí junto a todos ustedes.

Quiero decirles que estoy acá en doble situación. Primero de carácter institucional, representando al Ministerio de Defensa Nacional, y a nuestro gobierno, a nuestro Estado. El Sr. Roberto Caballero que aquí se ha hecho mención, es funcionario de nuestro ministerio y lo actuado por él conlleva al acuerdo y beneplácito de nuestro ministerio.

Pero también como vecino. Hoy como subsecretario de estado, ayer como diputado, pero en un tiempo ya lejano, como edil departamental desde el año 1985.Durante diez años siendo edil único de las fuerzas de izquierda en este departamento, y luego acompañado entre otros, por Clarita y Sandra que aquí están presentes. Por lo tanto este tema, histórico y sensible tema, no nos ha sido ajeno. Desde aquella época lejana ya casi 30 años atrás, hoy debe estar reflejado tal vez en viejos y amarillos  papeles de actas de la Junta Departamental de Durazno, nuestro planteo entonces, en el 20 de mayo por la memoria de Zelmar, por la memoria del Toba, de  Barredo y Whitelaw también reflejaran sin duda nuestras palabras referentes a Oscar Fernández Mendieta, y situaciones vividas.

Por eso este tema no es ajeno, y marca una línea de continuidad, que las personas que han abrazado una línea política y filosófica que debe tener detrás de sí la dignidad y la coherencia, no deben tener resquebrajamientos, sino hilos conductores que en las situaciones que debamos ocupar, se adaptarán a las circunstancias que se vive.

Luego también, electo por el departamento de Durazno me tocó estar desde el año 2008 en el Ejecutivo Nacional, donde se generó este proyecto de ley, y luego por circunstancias propias de la vida electoral, en el Parlamento Nacional, en setiembre del año 2009 cuando se aprobó esta ley.

Por tanto no nos es ajeno, todo lo que aquí vivimos, y por lo tanto para quien tenga alguna duda, esta ley tiene nuestro respaldo, y las leyes son hechas para compadecerlas, para respetarlas, para llevarlas adelante, y este reconocimiento de carácter simbólico, lleva el sí y todo el reconocimiento de la gran mayoría del pueblo uruguayo, que por encima de creencias, de afinidades y de concepciones, tiene tras de sí un profundo pensamiento democrático, libertador, que va mucho más allá de la época en que estamos y vivimos.

Dicho esto, quiero hacer referencia a cuestiones que se han manejado estos días, a cuestiones positivas y a otras sumamente negativas, para la vida de nuestro país.

Nuestro Presidente inauguró su Gobierno Nacional en la comparecencia ante el Parlamento, haciendo referencia inequívoca al pensamiento del gran jefe de los orientales, a José Gervasio Artigas. Allí se extendió largamente sobre su pensamiento, sobre su obra, y la obra inacabada la que resta por hacer.

Días pasados se festejó el 18 de mayo , día de la Batalla de Las Piedras y también del Ejército Nacional, y ahí el pensamiento de Artigas tuvo que ver con lo establecido en esa batalla de Las Piedras y tenía que ver con el respeto a los vencidos, con el necesario imprescindible respeto a los caídos, y a los heridos, y también se trajo a colación el pensamiento que en 1904 desgranó luego los campos de batalla quien lleva el nombre de esta unidad militar de Teniente Coronel Pablo Galarza, diciendo que lo más importante luego de un combate, era el respeto por los prisioneros. Vaya si tendría que recordarse permanentemente estas dos concepciones. Vaya si tendría que recordarse permanentemente estas dos concepciones.

Por otro lado, hablar de democracia. Felizmente vivimos en un país, donde la democracia electoral existe y donde debe profundizarse mucho más la democracia social, y la democracia en que viven toda la sociedad uruguaya. Pensamientos y concepciones diferentes, las que hemos escuchado estos días en Durazno cuando se han enterado de que se iba a exponer públicamente esta placa, forman parte de lo que es la vida, forman parte de lo que es el raciocinio de determinados grupos sociales, de determinados grupos políticos, no deben asombrarnos, sino que debemos aprender a convivir en la disparidad de pensamiento, a vivir en la disparidad de acciones. Lo que sí no debemos olvidar, son las convicciones, el objetivo final que es el de la libertad,  el de la conciencia y verdad para todos los uruguayos.

Ese planteo está realizado por nuestro Presidente de la República. Quienes estamos en los ministerios y particularmente en el Ministerio de Defensa, sin lugar a dudas concordamos con ese concepto.

Acá ante ustedes hoy les digo que concuerdo plenamente con el concepto expresado por el Sr. Presidente de la República, debemos conocer la verdad en nuestra tierra, y creo que este es un acto que avanza en ese sentido.

Me voy a trabajar nuevamente, lleno de profunda alegría en mi corazón por el hecho vivido, por el reconocimiento logrado, pero no debería ser completo esto si no les dijera también porque forma parte de este trabajo, que por encima de todas las cosas y de los errores, profundos errores momentáneos, acá existen una cantidad de funcionarios públicos, que nacen del mismo lugar que ustedes y nosotros, que se nutren como se nutrió Artigas, de la sociedad tal vez de los más desposeídos, que luchan al lado de la gente cuando se necesita, que representan al país en los lugares más recónditos del mundo, para luchar por la paz, también necesitan  de nuestro reconocimiento.

Existen mochilas muy pesadas, muy pesadas a lo largo de la historia, que a veces no calzan en los cuerpos de jóvenes vecinos, o de jóvenes uruguayos que tienen el deber pero también el derecho, a ser considerados de otra forma, así que muchas gracias por esta oportunidad, a la familia de Óscar un apretado abrazo, y a los compañeros que estuvieron en esta iniciativa, la solidaridad permanente. Muchas gracias”

“En esta unidad militar, Regimiento de Caballería Blindado N°2, fue asesinado Óscar Fernández Mendieta; nunca más terrorismo de Estado”, reza la placa que rinde tributo a la memoria del trabajador rural y militante político, quien murió a raíz de las heridas provocadas por los interrogatorios con torturas, que culminaron la noche del 24 de mayo de 1973, un mes antes del golpe de Estado cívico-militar.

 

Fuente: Prensa 90

27 de mayo 2016