El Frente Amplio debe impulsar “una auténtica revolución que devuelva el poder a la gente”

Para Miranda, esta campaña “no es una pelea por votos”

“¿Que tenemos un desgaste? ¡Chocolate por la noticia!”, exclamó ayer el candidato a la presidencia del Frente Amplio (FA) Javier Miranda al cierre de su campaña. “Tres períodos de gobierno nacional y seis de gobierno departamental en Montevideo. Gobernar implica tomar decisiones. Nos hubiera gustado ir más rápido y más profundo”, admitió luego, destacando igualmente que la fuerza política es “formidable” y está a la altura de los desafíos que el FA necesita en el futuro.

Miranda cerró su campaña ayer en el Club Banco Hipotecario, en un abarrotado salón que quedó chico ante la presencia de sus simpatizantes. El escenario se ambientó, casualmente o no, con la banda argentina Miranda!, con el jingle de campaña del FA y con algunos videos elaborados por jóvenes que apoyan la candidatura del secretario de Derechos Humanos de Presidencia al cargo máximo dentro de la fuerza política.

El candidato no parece ser fanático de las grandes oratorias: se despidió con un discurso de 15 minutos en el que destacó la campaña que se hizo en el FA, que “no es por votos, sino por movilizarnos, generar ideas y volver a sentirnos compañeros” y a generar “más diversidad” en la fuerza política. “Queremos más colores, más sabores, más compañeras. ¡Paridad!”, reclamó. Desde el inicio de su campaña, Miranda ha insistido con la necesidad de eliminar la brecha de género de la militancia de la fuerza política.

Un capítulo aparte le dedicó a la comunicación en la interna del FA: “Necesitamos mejorar nuestra capacidad de comunicación y de promover ideas. No queremos medios propios ni obsecuentes, sino tener generación de ideas”. Tampoco dejó de lado otro de sus caballitos de batalla durante la campaña: la necesidad de incorporar a las nuevas tecnologías en la militancia de la fuerza política. Además de los comités de base y los comités funcionales, pidió prestar atención a los “espacios de socialización en esos teléfonos más burros o más inteligentes”, y advirtió que ignorar estas formas de comunicación sería “tapar el sol con un dedo”.

Finalmente, llamó a construir un FA en el que sea posible construir consensos y “que sea más de la gente y menos de los dirigentes”: “una revolución que le devuelva el poder a la gente”.

Representantes de todas las listas que apoyan a Miranda antecedieron en el uso de la palabra al candidato, y eso hizo que, por ejemplo, hablaran militantes de diversos grupos que cuentan con un reducido caudal electoral o que incluso ni siquiera integran formalmente el FA. Abrió el desfile la ex presidenta del FA y ahora secretaria general del Partido Socialista, Mónica Xavier, y cerró la previa el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, con el discurso más jugoso de la noche.

El jerarca reconoció que será una de las instancias electorales “más difíciles” de las que recuerde, debido, entre otras cosas, a que “desde el gobierno hemos cometido errores que como frenteamplistas tenemos que reconocer”. Esto, dijo, “genera desacierto, enojo, frialdad y desgano”. A pesar de esta confesión, el ministro no fue demasiado específico en cuáles fueron esos errores: “Me refiero al gobierno en un sentido amplio, incluyendo al Parlamento, al Ejecutivo y a las empresas públicas”, fue lo único que comentó. Entre las dificultades de la elección, Astori también enumeró la “inestabilidad” que ha tenido la conducción del FA y las dificultades económicas que existen.

No obstante, destacó que “el país está recobrando la confianza en sí mismo”, y “de esa recuperación tenemos que recuperar la fuerza”. Luego, envió sus mensajes a la interna frentista, particularmente a la discusión presupuestal: sostuvo que si bien “la unidad no es unanimidad, la diversidad no es oposición ni mucho menos confrontación”. El jerarca pidió hacer del FA “un partido con democracia, unidad y disciplina”, resaltando este último punto: “el acatamiento de lo que resolvemos entre todos, nos guste o no”. Actualmente, la mayoría de la bancada de Diputados del FA quiere modificar el proyecto de ley de Rendición de Cuentas enviado por el gobierno, y según la bancada del Frente Liber Seregni y el equipo económico que Astori encabeza, ya existe un acuerdo de los legisladores con el presidente y el resto del Ejecutivo sobre el proyecto.

Finalmente, Astori destacó que Miranda “está comprometido con la lucha contra el aparato, con el antídoto del aparato, que es la democracia y la participación, y con una adecuada articulación entre gobierno y sociedad”. Para esa articulación, dijo, es importante tener claro “que el que gobierna es el gobierno, y no la fuerza política”.

En las restantes oratorias, el diputado y ex intendente de Maldonado Óscar de los Santos (Alianza Progresista) advirtió que en la elección “está en juego el proyecto nacional del país”, y dijo que es necesario que la fuerza política no sólo escuche, sino también “opine”, porque “la derecha nos está permeando ideas del individualismo y la década perdida”.

En tanto, el senador Rafael Michelini (Nuevo Espacio) dijo que, producto de la “intolerancia”, Xavier no pudo seguir siendo presidenta del FA. “¿Y si la cosa viene de abajo y la gente quiere que esto cambie, y tras aquello que no nos dejaron culminar con Mónica [Xavier] volvemos a tomar fuerza y logramos ganar el domingo?”, se preguntó.

Otro de los que hablaron fue Gonzalo Reboledo, titular del Centro de Información Oficial y referente de la lista 1303 (De Frente), que pidió que el FA sea “mucho más que una máquina de ganar elecciones: hemos puesto mucha energía en los últimos años en la importancia de ganar la elección y construir el gobierno, y no hemos mirado cómo damos músculo y llenamos de contenidos y de gente esto, que es lo que justifica lo otro”.

Fuente: La Diaria

21 de julio 2016